¡YA NO QUIERO ESTA RUTINA DE TRABAJO!

Desde que entramos al «mundo real», muchos nos embarcamos en un trabajo y rutina que se repite todos los días. Aunque muchos adultos logran trabajar sin hacer lo mismo todos los días, para los que tenemos un horario fijo y estricto puede ser difícil mantener una energía positiva.

Aunque seas dueño de tu propia empresa, trabajes desde casa, o seas freelance, seguro te has sentido atrapado en tu propia rutina de trabajo. No hay nada de malo en eso, de hecho tener un ritmo constante te permite en muchas ocasiones acabar todas tus tareas de forma eficiente, pero siempre te vendrá bien cambiar tu rutina diaria.

Aunque no tengas quejas de tu forma de trabajo, cambiar tus hábitos puede impulsar tu creatividad e incrementar tu concentración. Trata de buscar nuevas formas en que tu trabajo pueda hacerse aún más interesante de lo que es.

A continuación te damos algunos tips para lograr esto:

1 Deja de comer o comprar tu café en el mismo lugar

¿Siempre comes en el mismo lugar o vas al mismo Starbucks? Trata de visitar un lugar nuevo, aunque te quede más lejos. Te servirá para distraerte y estirarte un poco más.

2 Cambia tu ruta de todos los días

Aunque la ruta que tomes al trabajo sea la más rápida, trata de cambiar de camino varias veces a la semana, aunque eso implique salir de tu casa más temprano.

3 Inscríbete a una nueva clase

¿Hay algo que nunca has hecho que siempre has querido probar? Desde una clase de ejercicio, hasta un nuevo idioma o aprender a cocinar. Sea lo que sea no te quedes con la duda y busca lugares donde te enseñen cosas nuevas.

4 Haz algo diferente después del trabajo

Si siempre te quedas en tu casa después de trabajar, vas al mismo bar con tus amigos o al mismo gym todos los días, ya es hora de cambiar tu rutina. Te servirá más de lo que crees.

5 Toma mini vacaciones los fines de semana

Con esto no nos referimos a que te eches en tu sillón dos días completos. Si tienes un trabajo de lunes a viernes, probablemente tengas tiempo libre los fines de semana. Aprovéchalos para salir, conocer nuevos lugares y gente nueva. Si eres de los que les encanta viajar, trata de visitar lugares que no conozcas.

6 Socializa con gente nueva en tu trabajo

Si siempre comes y hablas con las mismas personas, trata de salir de tu zona de comfort e invita a gente con la que casi no hablas.

7 Deja de ir a juntas en las que pierdes el tiempo

Tener juntas es una forma productiva de compartir ideas y colaborar en más proyecto, pero todos hemos tenido juntas en las que se desperdicia el tiempo y en las ni siquiera eres necesitado. Revisa en cuáles crees que vale la pena contribuir y habla con tu jefe (a) al respecto.

8 Identifica qué es lo que menos te gusta de tu trabajo y busca formas de mejorarlo

Probablemente tengas una tarea que siempre alucinas hacer. Busca formas en la que puedas pedir ayuda o ponte un límite de tiempo para acabar esa tarea en el menor tiempo posible. Probablemente es algo que no te gusta porque te faltan habilidades para hacerla como quisieras.

9 Ponte metas de corto plazo

Siempre trata de tener una meta realista, esto te impulsará a hacer mejor tu trabajo y usar de mejor forma tu tiempo libre. Puedes tener una o varias metas, sólo trata de que puedas completarlas en el tiempo que te propones. También siéntete libre de cambiar constantemente tus objetivos, lo que importa es que te demuestres a ti mismo que puedes alcanzarlos.

10 Cambia de responsabilidades

Hacer algunos cambios en tu trabajo podría hacer un cambio significativo en tu vida. Aunque la decisión de lo que haces no dependa mucho de ti, proponle a tu jefe (a) cosas nuevas que puedes hacer, siempre y cuando sean realistas. Gran parte de la razón por las que nos aburrimos es porque hacemos siempre lo mismo y no nos desafiamos a cambiar de puesto o a demostrar que puedes hacer más de lo que «tienes que hacer».

¡YA NO QUIERO ESTA RUTINA DE TRABAJO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *