Odio ser un GODÍNEZ

El mundo laboral en una oficina tiene sus pros y sus contras. Hay días muy lentos y aburridos; y días que se pasan muy rápido y son divertidos.

Con los compañeros de trabajo, o puede que sean geniales u odiosos, pero siempre hay alguien que sobresale en la oficina. ¡El famoso Godínez!

Puede que sea muy fácil de identificar, pero en las oficinas hay tantos candidatos que no se sabe con precisión quién es el Godín de Godínez.

¿Qué es un Godínez?

Los Godínez son los oficinistas, burócratas y empleados, ya sea de corporativos o empresas, privadas como del gobierno, que regularmente cumplen con un horario de 9 de la mañana a 6 de la tarde; de lunes a viernes, y siempre de traje -o como ellos lo llaman- “Ropa de vestir”

¿Cuál es su hábitat?

Regularmente se encuentran en las zonas donde hay varios edificios de oficinas y negocios de las ciudades; por ejemplo en Ciudad de México se les ve más en las zonas de Santa Fe, Polanco, Reforma, Colonia Roma y la Del Valle; aunque generalmente viven en zonas menos agraciadas, como Nezahualcóyotl, Ecatepec o Iztapalapa, aunque realmente pasan la mayor parte del día en sus trabajos y solo llegan a su casa a dormir.

Detestan su trabajo

Un Godínez por excelencia, odia su trabajo pero no se atreve a dejarlo. Se la vive quejándose y se quejándose y al final del día vuelve a él contento. Pero eso contradictoriamente lo mantiene feliz en el fondo.

No conoce la luz del día

Un Godín no conoce la luz del día, pues trabaja de foco a foco. Cuando cambiamos al horario de verano se “saca de onda” porque cuando sale de trabajar ve una luz intensa… ¡Ay Godín!

Se mueven en manada

Van a comer a la fonda de la esquina en grupo, van a la tiendita en grupo y cuando salen se van en grupo, ser Godínez es también formar parte de la manada, compartir gustos, además de disgustos, y ¿Por qué no? Quejarse del trabajo junto.

Comen en la fondita

Cada día escogen una fondita diferente para salir de la rutina, aunque el menú es el mismo en todas. Disfrutan de su comida sin verduras, pero bien llenadora.
Cuando el traje ya no les comienza a quedar cambian a las ensaladas, que regularmente, dejan a los dos días porque “no saben a nada” y “son demasiado nutritivas”.

Aman los viernes

Los Godínez disfrutan mucho del “viernes casual”, debido a que es un día en el que no tienen que ponerse traje y optan por una vestimenta cómoda pero formal. Es común encontrarlos con sus pantalones caqui, su camisa blanca y zapato cómodo negro o café, acompañado de un suéter de grecas o liso, que combina con su “outfit” de viernes. Ese día se sienten libres como el viento porque además se acerca el fin de semana.

Reciben una quincena

El día clave para el Godín es la quincena. Van al cajero tres veces para revisar que ya haya caído el depósito y cuando ya cayó hacen planes para ir al bar en la noche con los cuates (al que asistirán con el gafete colgando).
Se devoran la quincena en un santiamén y como no saben que ordenar comida a domicilio por Internet no cuesta más e incluso se pueden encontrar unas súper ofertas, comienzan a llevar sopitas de microondas al trabajo porque ya no pueden ir a la fonda.

Así es que con estos tips, podrás identificar al Godínez de tu oficina o incluso darte cuenta si tu formas parte de esa típica comunidad de empleados.

Odio ser un GODÍNEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *